Maldiciones



Una maldición es atar a alguien con palabras o blasfemias, es una fuerza demoníaca puesta sobre una persona o una familia a través de: palabras, o por voluntad y acción de alguien.
Tipos de maldiciones: Maldiciones justas, maldiciones impuestas, maldiciones bíblicas y automaldiciones
¿Cómo romper las maldiciones en mí, en mi familia y en otras personas?:
-El primer paso es arrepentirse de permitir llegar a la maldición.
Tomar autoridad en el Nombre de Jesús y aplicar la sangre de Cristo para romperla.
-Si tú, tu familia, o alguna persona que es víctima de maldición, se han involucrado en alguna forma de ocultismo, arrepentirse y renunciar rompiendo cualquier atadura.
-Si alguna pareja se va a casar, romper cualquier cadena de su pasado. También puedes hacerlo si ya tienes años de casada; no podemos saber todo lo que previamente hubo en nuestro linaje.
-Sacar y destruir todo objeto, libro o imagen relacionada con la maldición.
Las maldiciones siguen siendo un recurso argumental frecuente en todo tipo de historias. Así, en la serie de anime japonesa Inuyasha encontramos un personaje llamado Maldición que tiene un vórtice en la mano derecha: una maldición producida por el demonio Naraku